Havisolo

Me cuesta recordar…

…Mis pasos por el Carnaval…

La decepción, el desgaste, la traición, la falta de respeto, el desengaño, los malos tiempos que siempre terminan muriendo para dar vida a unos nuevos.

Todo termina reparado, unos utilizan pegamentos rápidos, otros preferimos coser poco a poco para lograr un resultado más acorde a lo que realmente somos.

Porque no hay daño infinito, ni causas que lo logren, siempre habrá un remedio que sane un corazón herido, porque las vendas siempre terminan sanando lo que un día estuvo roto.

Los globos se desinflan y vuelan despavoridos sin saber donde aterrizar, mejor quedarse en tierra firme donde uno pueda tropezar y a pesar de todo, no rendirse.

Y llegué a una noche en la que apenas recuerdo…

Me cuesta recordar
Mis pasos por el carnaval
Con quien estuve
Y con quien me puse yo a bailar
Tardamos mucho en no volver
A ver la luz del sol nacer
Tardamos tanto que salió
Un aleph en un rincón
Desde entonces le pierdo la pista
No sé a lo que fue
No sé adónde vuela
No sé dónde está
Donde está
Mi corazón donde se ha ido a derrumbar
Mi corazón que alguien lo busque para mí
Donde está, que esta noche no duerme contigo
Donde está
Mi corazón que alguien le diga que volví
Mi corazón que alguien le diga que pasó lo peor
Que esta noche me muero de frío
Donde está
Que alguien lo busque para mí
Que alguien lo ate para ti
Que alguien lo encuentre y le diga que lo estoy buscando por toda la ciudad
Qué fue lo que vio
Desde el rincón del comedor
Que le hizo marcharse de aquí
Sin ganas de volver
La vida es una vez
Le intentaba yo contar
Exprime lo mejor
Y entonces se largó
Y así fue como apenas recuerdo
Que perdí los besos
Las ganas de hacerlo
Las ganas de ti
Donde está
Mi corazón donde se ha ido a derrumbar
Mi corazón que alguien lo busque para mí
Donde está, que esta noche no duerme contigo
Donde está
Mi corazón que alguien le diga que volví
Mi corazón que alguien le diga que pasó lo peor
Que esta noche me muero de frío
Donde está
Que alguien lo busque para mí
Que alguien lo ate para ti
Que alguien le diga que lo ando buscando a oscuras por toda la ciudad
Es como borrar un huracán
Que me perdonen, pero dónde está
Que alguien le diga que lo ando buscando a oscuras por toda la ciudad
Es como David, yo soy Goliat
Es tan pequeño que dónde estará
No quiero batallas pero estoy tan sola y perdida en esta ciudad
Es no hacer lo que hacen los demás
Lo que le habrá hecho regresar
A su mundo perfecto, lo doy por perdido, de allí nadie ha vuelto jamás

No vengas a buscarme

Hoy, no vengas a buscarme
no intentes enredarme contigo otra vez
no, no hay nada para darte
el tiempo ha tatuado el valor en mi piel
y mi corazón se llena lentamente
de una fuerza que no puedo controlar

Y con esto me despido
del dolor que sin sentido fue robándome las fuerzas al andar
Llevo el corazón tranquilo
abrazado a mi destino y ya no escondo mis alas ni un segundo más

Voy llenando de colores universos de canciones
que acompañan cada nota que tu das
No, no vengas a buscarme, camino hacia mi vida sin mirar atrás

Voy donde me lleva el aire
y sano mis heridas al amanecer
no, no voy a equivocarme
no voy a deslizarme en tu juego otra vez
que mi corazón se llena lentamente de esta fuerza que no puedo controlar

Y con esto me despido
del dolor que sin sentido
fue robándome las fuerzas al andar
Llevo el corazón tranquilo
abrazado a mi destino
y ya no escondo mis alas ni un segundo más

Voy llenando de colores
universos de canciones
que acompañan cada nota que tu das
no, no vengas a buscarme
camino hacia mi vida sin mirar atrás

No, ya no me escribe nadie
los pasos que voy dando en mi lento caminar
voy llenando el corazón de libertad

Junto a esto me despido del dolor que sin
sentido fue robándome las fuerzas al andar
llevo el corazón tranquilo
abrazado a mi destino
Y ya no escondo mis alas ni un segundo más

Voy llenando de colores universos de canciones
que acompañan cada nota que tu das
no, no vengas a buscarme
camino hacia mi vida sin mirar atrás
no, no intentes enredarme contigo otra vez

Adiós 2020.

Adiós 2020.

Menudo año ¿no? Quien mas quien menos ha tenido un año que le ha golpeado de alguna manera, ya sea por motivos laborales, personales, sentimentales, los motivos que cada uno haya tenido, al fin y al cabo, hay millones de historias diferentes cada día.

Recuerdo levemente la nochevieja del año pasado, era la primera en mucho tiempo de bares, una vuelta a algo que había dejado aparcado y lo pase bien, pero había aun hay cosas pendientes.

Luego al poco tiempo alguien te dice que no mereces la pena, dicho como fuera dicho no se, es un poco feo lo mires como lo mires. Pero bueno, aquello me sirvió para confirmarme en la huida de aquello.

Huidas que ya había tenido, pero nunca fue una como esta, es difícil de repente saber que ya no habrá mas que silencio donde antes era todo ruido.

Pero las cosas suceden así, cada día es un aprendizaje y yo aun sigo aprendiendo de aquello, porque fue mucho dolor y toda herida necesita una cura y un tiempo, pero a finales de este aciago 2020 podemos decir que aquello ya no sangra, a veces produce rabia, otras rencor y el mayor tiempo indiferencia, pero como decía, todo pasa en esta vida.

Marzo llego arrasando, no olvidaré nunca aquel viernes al llegar del trabajo, ya sabíamos que al día siguiente llegaba el estado de alarma y el confinamiento. La sensación de peligro al estar en la calle es terrible, el miedo a lo que venía, la incertidumbre que no deja vivir.

Aquel mensaje por Facebook que me avisaba del fallecimiento de uno de mis mejores amigos del instituto, todo era un caos, imágenes terribles en los telediarios, aplausos en los balcones, miedo y no saber qué podía ocurrir.

A mi me toco también un ERTE, donde trabajo vio como los negocios chinos cerraban a cal y canto dejando gran parte de nuestro negocio muy tocado, pero luchando mucho y aun seguimos en ello, logramos mantener al menos una cuota estable de negocio que al menos a mi me permite seguir trabajando.

Allí hay compañeros y familia, porque al final paso muchas horas allí y entre todos se hizo piña en un año tan duro como este.

Porque es duro no poder hacer esas cosas tan cotidianas, como dar la mano, saludar con un par de besos, irte a un bar tranquilo a tomar algo. Como suelen decir, éramos felices y no lo sabíamos. Echo mucho de menos cosas tan cotidianas en mi como era ir al cine al que no vuelvo desde marzo, esas noches de confesiones entre cervezas y copas escuchando música en garitos que siempre están donde los necesitas, cosas que eran tan nuestras que ahora que no están se las echa de menos.

Pero marzo trajo un reencuentro, mi gente, mis amigos de las acampadas que tras muchos años sin vernos conseguimos juntarnos y rememorar aquella felicidad de la adolescencia. Y a fe que han sido de lo mejor de este 2020, horas de conversación confinados, apoyo entre todos porque las situaciones no han sido fáciles. Tuvimos que acudir lamentablemente al tanatorio incluso a culpa de este maldito Virus.

Llegué a los 40 en un cumpleaños raro, silencioso, sin celebración externa, aunque en verano pude celebrar algo. Curioso que uno planeaba una fiesta por todo lo alto por llegar a esta cifra y la vida tiene otros planes para ti, que sigamos celebrando, aunque sea así.

Este 2020 me trajo un coche, una operación de quirófano pequeña, algún que otro kilillo de mas que habrá que derrotar en 2021 y la sensación de que todo tiene que mejorar en lo que venga.

Porque los domingos de este año eran a veces muy largos, la nube negra me merodeo y no quisiera yo ni que se asomara por aquí de nuevo.

Perdí un montón de conciertos, suspendidos, aplazados o que se harán cuando se pueda, como echo de menos los conciertos. Este año vi a Quique González una semana antes de que nos confinaran, algo impensable en aquel momento que eso no se pudiera vivir en mucho tiempo.

En verano tuve la suerte de ver al aire libre a dos de mis artistas favoritos: Revolver y Amaral, pero ya no hubo mas, volverán los conciertos y espero que de la manera que eran antes.

Tuvo muchas cosas malas este 2020, ciertamente, perdidas, sensación de hastío, tristeza, desconsuelo y a la vez esperanza de lo que tendrá que llegar algún día.

Pateemos al 2020 y brindemos porque seguimos aquí, porque volví a escribir con asiduidad, volví a tener un blog, porque los amigos siguen a mi lado, porque a mi familia le respeta la salud, porque nos quedan tantas cosas por vivir aún.

FELIZ 2021!!!

 

 

Hay un universo de pequeñas cosas.

Hay universos de pequeñas cosas, cientos, miles, millones de pequeños universos que se crean con los recuerdos, vivencias del día a día.

Pequeños flashes que retumban en los mares del recuerdo como barcos que surcan en busca de nuevos puertos a pesar de las mareas y oleajes que pretenden que vuelvas a llegar a la orilla que ya no tiene puerto para ti.

Y esos pequeños universos son como castillos de naipes que se derrumban con el último adiós, aquel que no hace más que traer silencio.

Universos donde los amargos trenzan flores para adornar fronteras, universos que haces florecer con los colores más bellos del mundo, la luz de las sonrisas, el brillo de las miradas, pero universos que pueden terminar derrumbándose como aquellos castillos en el aire que creas con tu imaginación.

Todo puede ser derribado, hasta el universo que creías más bello y que es la vida sino crear esos universos de pequeñas cosas que o bien, te dan la vida o te ponen un pequeño obstáculo en el camino que debes recorrer.

Universos propios que creamos cada día el despertar, que alimentamos y regamos con las risas, los abrazos, los besos y las caricias quien tenga la suerte de tenerlos.

A veces vuelan libres, otros son efímeros, otros nos hacen felices al crearse, otros duelen cuando los ves languidecer, pero universos propios de cada uno al fin y al cabo.

Se nos fue Maradona

Diego Armando Maradona ha fallecido hoy a los 60 años de edad tras sufrir una parada cardiorrespiratoria.

Con el se marcha todo un icono del fútbol, tenía su hueco ganado a pulso entre los mas grandes de la historia del fútbol.

Es imposible olvidarse de su Mundial 86 ( De ahí vienen mis primeros recuerdos futbolísticos ), sus títulos con el Nápoles que no lo olvidemos, era un equipo al que el hizo campeón. El Mundial del 90 se le escapo en la final ante Alemania y en el 94 ocurrió aquel desafortunado incidente de dopaje.

Porque si en el terreno de juego todo eran luces, en su vida privada tuvo muchas sombras, adicciones y excesos que quizás le han conducido a este final tan prematuro.

Quedémonos con sus gambetas, con sus regates, con esa técnica que a pocos se les ha visto en un terreno de juego, con sus maravillosos goles y es que es autor de uno de los goles mas maravillosos de la historia del fútbol.

Llora Argentina entera, los aficionados del fútbol sentimos la tristeza de perder a uno de los mejores jugadores de la historia.

Andrés Calamaro realizo este precioso homenaje al Diego en su disco ” Honestidad brutal “

Otoño Octubre

Llega el décimo mes del año y el calendario sigue arrancando hojas de este año tan raro. A poco mas de 24 horas de un nuevo confinamiento de la ciudad donde vivo, la sensación de pesadez y aletargamiento de que esto no se ve el final. Salidas para trabajar y poco mas, esto es lo que toca ahora.

Octubre vendrá cargado de nuevas canciones, discos muy esperados por mi como Bruce Springsteen y Vanesa Martín, trataremos de aliviar todo esto como buenamente se pueda.

No se me ocurre mejor manera de arrancar este mes con una de mis canciones favoritas de Manuel Carrasco.

” Tengo tus pasos perdidos… ” 

Otoño octubre sin sol,
hotel impaciente en mi habitación.
No esperes me digo espera por dios,
aligera el paso que nunca llegó.
Me olvido te busco y un adiós me encuentro,
escucho tus pasos porque los invento.
Creí que creyendo podría pasar,
paso si que es cierto pero sin pasar…

Y tengo tus pasos perdidos,
la cama revuelta por escalofrío.
La luna no brilla, ingresa en urgencias.
La calle, el ruido, no alivia esta pena.
Me quedo lo tuyo y lo mío.
Me guardo las noches donde nos quisimos
Se queda en el aire lo que imaginé.
Te dejo este intento, esta última vez.

Teléfono mudo, puedes alumbrar,
la triste esperanza de esta oscuridad.
Alerta constante, ya te puedes ir,
que quiero engañarme besarla y dormir.
Mañana de nuevo tendré que empezar,
te echaré de menos sin mirar atrás.
Cobarde o valiente ahora que más da,
no tuvimos suerte, otra vez será.

Y tengo tus pasos perdidos,
la cama revuelta por escalofrío.
La luna no brilla, ingresa en urgencias.
La calle, el ruido, no alivia esta pena.
Me quedo lo tuyo y lo mío.
Me guardo las noches donde nos quisimos
Se queda en el aire lo que imaginé.
Te dejo este intento, esta última vez.

Y tengo tus pasos perdidos…

 

Holidays

Real Madrid, Campeón de Liga 2019-2020

Una Liga atípica, como todo desde que el mundo se paro durante este 2020. Cuando se decreto el estado de alarma toda la actividad del país paro, incluido el deporte y con mucho esfuerzo y grandes medidas de seguridad, La Liga volvió a la actividad a mediados de Junio en una maratón de un mes sin respiro con 11 jornadas por disputar.

Y en esas jornadas el Real Madrid ha hecho un pleno, 10 de 10, 10 victorias que le han dado la consecución de su 34 Liga.

En mi grupo de amigos aprovechando que no nos hemos visto mucho durante estos meses, hemos retomado la vieja costumbre de juntarnos para ver los partidos, risas, conversaciones y una pasión en común que es el Real Madrid, que anoche nos volvió a dar una alegría en este mundo tan raro que vivimos ahora.

Así que a los Madridistas nos toca disfrutar un poquito ahora, porque somos Campeones!!!

 

Diez años después

Anoche viendo el partido con mis amigos hubo un momento que salio el recuerdo de que hoy 11 de Julio, se cumplían 10 años de la victoria de España en el Mundial de Sudafrica. Recordamos los momentos del gol, la celebración, lo felices que fuimos aquella noche.

Por entonces yo tenía otro blog donde seguí el Mundial haciendo crónica de todos los partidos y me apetece recordar aquellas entradas para celebrar estos 10 años de la victoria mas importante de España.

Primero el post de la crónica de el partido:

Holanda 0 – España 1

Y ahora que os cuento yo del partido de anoche….Se enfrentaban Holanda en su tercera final y España en su primera participación en una final de la copa del Mundo. Holanda que no había realizado un juego especialmente vistoso durante el campeonato no cambio su discurso ayer. España tomo el mando del balón y dominaba ante una Holanda que pego muchos palos, especialmente una entrada de De Jong a Xabi Alonso. Hubo pocas ocasiones en la primera parte, una muy de clara de Ramos que salvo Stekelenburg.
La segunda parte seguía igual, España dominando, pero Holanda se iba encontrando cómoda lanzando balones para los contraataques de Robben, en uno de ellos Casillas salvo milagrosamente el gol, salieron Navas y Cesc en España aportando profundidad en ataque, sobre todo este último que ayudo a Xavi en la conducción del balón. Villa tuvo una ocasión clarisima, pero se llego al final del tiempo reglamentario con empate a 0. En la prorroga España tomo el mando mas claramente, Cesc tuvo un mano a mano que salvo el portero holandes, Heitinga fue expulsado, salio Torres por Villa. Y en el minuto 116 una arrancada de Navas desde nuestro campo recorriendo 70 metros, le dio el balón a Torres, quien puso un centro al área que corto Van der Vaart, el rechace lo cazo Cesc que le puso un balón en bandeja a Iniesta el cual reventó hacia la portería para lograr el gol de la victoria. Lo habían logrado, España es la campeona del Mundo.

Campeona del Mundo: ESPAÑA

Y las vivencias de aquel día:

No es un sueño, es una autentica realidad, mi selección, nuestra selección ha ganado la Copa del Mundo en Sudáfrica. Ya hice un post contando todas mis experiencias con la selección, muchas decepciones, pero aquella tendencia cambio hace dos años con la Eurocopa y ayer se confirmo con la victoria en el torneo mas importante del mundo del Fútbol.
Hemos aprovechado la corriente que se genero en aquella Eurocopa, aquel magnifico grupo con algún retoque forzado por las brillantes apariciones que ha tenido el Fútbol español en los dos últimos años, aquella selección gano la Eurocopa con una brillante juego, esta vez hemos sido los enemigos a batir y ese brillante juego solo se dejo ver en la semifinal contra Alemania, pero la sensación general es que hemos sido muy superiores a todos los equipos con los que nos hemos enfrentado y eso que fuimos derrotados en el primer partido, y también hemos roto estadísticas, somos la primera selección que perdiendo el primer partido termina como Campeón del Mundo.
Y nosotros que?, el grupo que hemos montado estos años viendo juntos los fines de semana los partidos del Madrid hemos vivido este Mundial en dos sedes, mi casa y la de Paco, nos repartimos en la última jornada de liga los partidos. Y es curioso que hablamos de todos los partidos, incluso de la Final, sabíamos que era difícil pero confiábamos en lograrlo.
Hemos sufrido, lo hemos pasado muy mal, sobre todo el partido contra Paraguay, pero ayer vivimos un gran día en mi casa. En mi patio montamos la tele de la bodega, colgamos banderines de España, las banderas cubrían las paredes del patio y 11 amigos reunidos, la mayoría vestidos con la camiseta roja. Alberto, Oscar, Luis, Nicolas, Ignacio, Raul, Sara, Paco, Vanesa y el pequeño Alejandro que con apenas 3 meses nos ha traído nuestro primer Mundial, ha sido nuestro talismán y dentro de unos años todos le contaremos como vivimos aquel día.
El partido fue muy intenso, empezando desde nuestra costumbre de abrazarnos cuando sonó el himno hasta este gol de Iniesta en el cual nos fundimos todos en una abrazo lleno de gritos de locura, nervios y sueños cumplidos.
Y cuando el arbitro pito el final, repetimos nuestra costumbre con los títulos del Madrid, Paco se trajo un copón que tiene de cerveza y todos bebimos de ella, y cantamos, y lloramos, y vimos como Casillas levantaba esa copa que solo ganábamos en los videojuegos.
Ya tenemos esa estrella en la camiseta, ya no diremos en una gran competición a ver si este año, no, diremos que hemos vuelto.
Hay una frase que me gusta y la he repetido varias veces estos días. Llegando a la final eramos ya grandes, ganándola somos ya eternos.
Tocaba bajar a la fuente, miles de personas en Aguadores celebrando una victoria histórica, yo lo he podido vivir a los 30 años, otra gente ha esperado muchísimo, mi abuelo a sus 90 años ha podido verlo.
Ahora queda la fiesta hoy en Madrid, toca disfrutarlo desde la tele, saboreenlo, disfrútenlo muchísimo, no sabemos cuando se va a volver a repetir.
El Fútbol ya esta dentro del club de los deportes españoles que han sido campeones del Mundo, solo faltábamos nosotros, ya hemos llegado, ya estamos aquí!!!

Cuando encuentro espacio en los escombros resucito…

Abres las ventanas a veces, cierras cajones pero se terminan colando aires de recuerdos entre las corrientes, corrientes que buscan provocar a los vientos en los que quieres dejarte llevar.

Y aquellos vientos que tratas de domar a tu favor se ponen en tu contra y soplan fuerte, pero es momento de cerrar aquellas estancias que tratan de visitarte de nuevo.

Y logras andar en la nueva oscuridad, buscando a ciegas un faro que te guié porque el que tenías se esfumo con el tiempo, prefirió iluminar otros mares antes que conducir tu cuerpo de naufrago en la playa desierta que busca quien la habite.

Trate de parar el reloj, de minimizar cicatrices, de frenar hemorragias y con muchas miradas al horizonte infinito de los pesares, las heridas terminan cerrado porque el que ama una vez, será herido probablemente.

Y esa es la magia de la vida, llena de sonrisas y alegrías que pueden transformarse en dolor y heridas, pero este es el juego al que nos toca jugar cada día al despertar.

Y aunque la coraza cada día es mas grande, se que llegará el momento de desprenderse poco a poco de ella y volver a jugar, aunque inevitablemente sepas que puedes volver a perder.

Pero las cartas siguen ahí con nosotros, la partida esta viva y como decía la señorita Kubelik, ha llegado el momento de callar y seguir jugando.

Pero cuando encuentro espacio
En los escombros resucito
Aunque pierda siempre gano
Nunca me des por vencido
Cuántas veces han intentado
Que vendiera mis principios
Menos mal que no pudieron
Arrancarme de mi sitio