Havisolo

Agosto

Llega el mes de las vacaciones, mañana veremos playa de nuevo, días de desconexión que después de este año van a venir bien.

Mi intención es seguir estos días por aquí, así que el blog no se va de vacaciones, o al menos lo intentaré…

Todos mis principios empiezan por final

Esta canción siempre me recordó al final de una historia, esas apuestas que a veces salen y otras no, es curioso ver como ya no duele ver que aquello que nació en su momento ya no existe, simplemente provoca indiferencia y lo achacas al inexorable paso del tiempo.

Era un canal de comunicación, algo tan habitual con tanta gente, pero aquel tenía la magia de algo que empieza, pero aquello terminó y hoy descubrí que aquel chat ya no existe, consecuencias de la distancia y el tiempo supongo.

Revolver ha escrito gran parte de la banda sonora de mi vida, hace un rato recordaba esta canción y me ha hecho recordar que todo suele tener un final.

Y aparte me encanta recuperar esta canción, una de las mejores de Revolver en los últimos años.

10.000

Pues ya hemos llegado a una cifra redonda en visitas. Y llegó a 10.000 visitas en un año justo de vida que tiene el blog.

El año pasado me decidí a retomar el tener un espacio en la red. Mi blog anterior me duró como 12 años, aunque realmente estuve muy activo en el durante unos 5-7 años.

Con la llegada de la pandemia y el confinamiento, me decidí a volver a esto, a desentumecer los dedos y a volver a escrbir.

El blog se basa mucho en la música, al final es mi afición principal, escucho mucha música, me compro muchos discos y bueno, es una parte esencial en mi vida.

Con el trabajo no tengo tanto tiempo para el blog, pero procuro al menos publicar algo cada día, aunque sea una canción al menos, pero intentar que todos los días haya algo nuevo aquí.

Y bueno, no se si es mucho o poco, pero me agrada ver que las visitas vienen de todas partes y teniendo en cuenta que no es más que un blog personal y que no se publicita en ningún lado, a excepción de mis redes sociales, pues cada visita es un orgullo para este humilde rincón de la web.

Seguiremos escribiendo, tratando de mejorar, de sacar algo más de tiempo para este blog.

Todo el mundo está invitado al tren!

The show must go on

El año pasado llegué a los 40 años en plena cuarentena. Este año al menos he podido celebrar algo mas mi cumpleaños, no como en tiempos pasados, pero bueno, he reido, me he sentido acompañado, he recibido regalos, en resumen, he tenido un cumpleaños más normal que el año pasado.

El año pasado con motivo de llegar a los 40, hice una lista de Spotify que trataba de resumir un poco mis gustos musicales, algo muy difícil intentar resumir todo lo que me gusta la música en solo 40 canciones.

Este año debería incluir una canción más, el año pasado se me quedaron fuera algunas en la última criba, pero una de las que pasó el corte fue esta que pone banda sonora a esta entrada.

Y es que llegar a los 41 y pensar que el show debe continuar es obligado, mirar para adelante y disfrutar de todo lo que la vida te tenga que traer en el futuro.

Yo vivo navegando

Hace un tiempo escribía que me gustaba ser barco buscando buenos puertos donde atracar. Con los años he comprobado que los mares que eliges son los que te marcan tu destino, los dioses del mar tampoco es que hayan sido especialmente propicios conmigo, pero esto no es una carta de queja.
Con mi barco he llegado a algunos puertos, en los cuales no he terminado de atracar y he naufragado en el intento.
Últimamente navego por mar abierto, no tengo puerto a la vista, y el viaje puede parecer fácil si no hay posibilidades de un nuevo naufragio.
Pero llevo ya tiempo así, sin puerto a la vista, el navegador no indica hacia donde ir tampoco, no tengo señales, pero bueno, seguiremos navegando en busca de ese puerto.

Sería bonito coger
las estrellas con las manos
hacer un barco en el aire
y navegar sin descanso.

Y es que yo vivo navegando
sobre una barca sin remos
a ver si cambias de vida
y logramos entendernos.

Aún quedan plazas…

Te montastes o no???……..

Aquel tren salió, llegó, volvio, volvio, volvio….y paro…y volvió a salir, con distintos pasajeros, con distintas historias, con distintos sueños, pero, ella si seguía formando parte del viaje, al menos eso pensaban todos los que me acompañaban en aquel viaje…y no seria yo quien la quitará el billete….

Aquella que en los días pares quiero y en los impares olvido, creo que nunca entenderé ni llegare a comprender aquella dualidad que un dia se instaló en mi, tener dos caras sirve para distorsionar a veces la realidad, pero prefiero los espejos que reflejan claramente lo que realmente somos

Y ahora, paro de nuevo, pero sigo en marcha, es una parada no para cambiar de destino, es una parada en la que las puertas del tren están abiertas a aquellas personas que quieran subirse, aun hay sitio para ti, para él, para ella, para quien quiera subir…

El viaje prometo hacerlo ameno, olvida las miserias, en este tren se sueña, se divisan paisajes nunca vistos, se viaja a lugares prohibidos, aun nos falta conquistar el mar, pero la luna a veces nos alegra el camino con sus visitas….

Súbete, acompáñame a donde nos lleve este tren, que es tanto tuyo como mío, sin destino definido, porque qué mejor que improvisar sin seguir rumbo fijo, lo que marque el sol, las hadas, el propio destino que aún esta por escribir….

Viajas conmigo???….

Coge tu billete y tu maleta, el trueno rueda por las vías,
no sabes a donde vas, el cielo se esta volviendo negro,
cariño, si estas cansada, descansa tu cabeza en mi pecho,
cogeremos lo que podemos llevar y el resto lo dejaremos atrás.

Grandes ruedas rodando por campos donde fluye la luz del sol,
reúnete conmigo en una tierra de esperanza y sueños.

Yo te mantendré, estaré a tu lado
necesitarás un buen compañero para esta parte del viaje,
deja atrás tus tristezas, este dia, al fin
mañana habrá cielos soleados y toda esta oscuridad habrá pasado.

Grandes ruedas rodando por campos donde fluye la luz del sol,
reúnete conmigo en una tierra de esperanza y sueños.

Este tren lleva santos y pecadores
Este tren lleva perdedores y ganadores
Este tren lleva putas y jugadores
Este tren lleva merodeadores de media noche
Este tren lleva corazones destrozados
Este tren lleva almas desaparecidas
Este tren, los sueños no se frustraran
Este tren, la fe será recompensada
Este ten lleva bufones y reyes
Este tren, oye cantar las grandes ruedas
Este tren, como resuenan las campanas de la libertad…

Coge tu billete y tu maleta
Truenos retumban en los caminos
No sabes a donde vas
Pero sabes que no volverás
Cariño si estás cansada
Pon tu cabeza en mi pecho
Nos llevaremos lo que podamos transportar
Y dejaremos el resto

Grandes ruedas rodando a través de los campos
Dónde fluye la luz del sol
Reúnete conmigo en la tierra de esperanza y sueños

Te mantendré
Y estaré a tu lado
Necesitas una buena compañía para
Esta parte del viaje
Olvídate de tus penas
Deja que este día sea el último
Mañana hará sol
Y pasará toda esta oscuridad

Grandes ruedas rodando a través de los campos
Dónde fluye la luz del sol
Reúnete conmigo en la tierra de esperanza y sueños

Este tren
Lleva santos y pecadores
Este tren
lleva perdedores y ganadores
Este tren
Lleva putas y jugadores
Este tren
Lleva almas perdidas
Este tren
Los sueños no serán frustrados
Este tren
La fe será recompensada
Este tren
Oír el zumbido de las ruedas de acero
Este tren
Las campanas de la libertad sonando
Este tren
Lleva corazónes rotos
Este tren
Ladrones y dulces almas de los difuntos
Este tren
LLeva tontos y reyes
Este tren
Todos a bordo

Este tren
Los sueños no serán frustrados
Este tren
La fe será recompensada
Este tren
Oír el zumbido de las ruedas de acero
Este tren
Las campanas de la libertad sonando.

Vuelve a ser Jueves

17 años de aquel 11 de Marzo que a todos nos rompió el corazón. Algunos lo vivimos más de cerca, primeros momentos de nerviosismo, llamadas, escuchar la voz de mi padre y ya estar algo mas tranquilo hasta que lo pudimos encontrar en el hospital.

Muchos no tuvieron la suerte de poder contarlo, por ellos, por todos, no os olvidamos.

Hoy vuelve a ser Jueves 11 de Marzo.

Me cuesta recordar…

…Mis pasos por el Carnaval…

La decepción, el desgaste, la traición, la falta de respeto, el desengaño, los malos tiempos que siempre terminan muriendo para dar vida a unos nuevos.

Todo termina reparado, unos utilizan pegamentos rápidos, otros preferimos coser poco a poco para lograr un resultado más acorde a lo que realmente somos.

Porque no hay daño infinito, ni causas que lo logren, siempre habrá un remedio que sane un corazón herido, porque las vendas siempre terminan sanando lo que un día estuvo roto.

Los globos se desinflan y vuelan despavoridos sin saber donde aterrizar, mejor quedarse en tierra firme donde uno pueda tropezar y a pesar de todo, no rendirse.

Y llegué a una noche en la que apenas recuerdo…

Me cuesta recordar
Mis pasos por el carnaval
Con quien estuve
Y con quien me puse yo a bailar
Tardamos mucho en no volver
A ver la luz del sol nacer
Tardamos tanto que salió
Un aleph en un rincón
Desde entonces le pierdo la pista
No sé a lo que fue
No sé adónde vuela
No sé dónde está
Donde está
Mi corazón donde se ha ido a derrumbar
Mi corazón que alguien lo busque para mí
Donde está, que esta noche no duerme contigo
Donde está
Mi corazón que alguien le diga que volví
Mi corazón que alguien le diga que pasó lo peor
Que esta noche me muero de frío
Donde está
Que alguien lo busque para mí
Que alguien lo ate para ti
Que alguien lo encuentre y le diga que lo estoy buscando por toda la ciudad
Qué fue lo que vio
Desde el rincón del comedor
Que le hizo marcharse de aquí
Sin ganas de volver
La vida es una vez
Le intentaba yo contar
Exprime lo mejor
Y entonces se largó
Y así fue como apenas recuerdo
Que perdí los besos
Las ganas de hacerlo
Las ganas de ti
Donde está
Mi corazón donde se ha ido a derrumbar
Mi corazón que alguien lo busque para mí
Donde está, que esta noche no duerme contigo
Donde está
Mi corazón que alguien le diga que volví
Mi corazón que alguien le diga que pasó lo peor
Que esta noche me muero de frío
Donde está
Que alguien lo busque para mí
Que alguien lo ate para ti
Que alguien le diga que lo ando buscando a oscuras por toda la ciudad
Es como borrar un huracán
Que me perdonen, pero dónde está
Que alguien le diga que lo ando buscando a oscuras por toda la ciudad
Es como David, yo soy Goliat
Es tan pequeño que dónde estará
No quiero batallas pero estoy tan sola y perdida en esta ciudad
Es no hacer lo que hacen los demás
Lo que le habrá hecho regresar
A su mundo perfecto, lo doy por perdido, de allí nadie ha vuelto jamás

No vengas a buscarme

Hoy, no vengas a buscarme
no intentes enredarme contigo otra vez
no, no hay nada para darte
el tiempo ha tatuado el valor en mi piel
y mi corazón se llena lentamente
de una fuerza que no puedo controlar

Y con esto me despido
del dolor que sin sentido fue robándome las fuerzas al andar
Llevo el corazón tranquilo
abrazado a mi destino y ya no escondo mis alas ni un segundo más

Voy llenando de colores universos de canciones
que acompañan cada nota que tu das
No, no vengas a buscarme, camino hacia mi vida sin mirar atrás

Voy donde me lleva el aire
y sano mis heridas al amanecer
no, no voy a equivocarme
no voy a deslizarme en tu juego otra vez
que mi corazón se llena lentamente de esta fuerza que no puedo controlar

Y con esto me despido
del dolor que sin sentido
fue robándome las fuerzas al andar
Llevo el corazón tranquilo
abrazado a mi destino
y ya no escondo mis alas ni un segundo más

Voy llenando de colores
universos de canciones
que acompañan cada nota que tu das
no, no vengas a buscarme
camino hacia mi vida sin mirar atrás

No, ya no me escribe nadie
los pasos que voy dando en mi lento caminar
voy llenando el corazón de libertad

Junto a esto me despido del dolor que sin
sentido fue robándome las fuerzas al andar
llevo el corazón tranquilo
abrazado a mi destino
Y ya no escondo mis alas ni un segundo más

Voy llenando de colores universos de canciones
que acompañan cada nota que tu das
no, no vengas a buscarme
camino hacia mi vida sin mirar atrás
no, no intentes enredarme contigo otra vez

Adiós 2020.

Adiós 2020.

Menudo año ¿no? Quien mas quien menos ha tenido un año que le ha golpeado de alguna manera, ya sea por motivos laborales, personales, sentimentales, los motivos que cada uno haya tenido, al fin y al cabo, hay millones de historias diferentes cada día.

Recuerdo levemente la nochevieja del año pasado, era la primera en mucho tiempo de bares, una vuelta a algo que había dejado aparcado y lo pase bien, pero había aun hay cosas pendientes.

Luego al poco tiempo alguien te dice que no mereces la pena, dicho como fuera dicho no se, es un poco feo lo mires como lo mires. Pero bueno, aquello me sirvió para confirmarme en la huida de aquello.

Huidas que ya había tenido, pero nunca fue una como esta, es difícil de repente saber que ya no habrá mas que silencio donde antes era todo ruido.

Pero las cosas suceden así, cada día es un aprendizaje y yo aun sigo aprendiendo de aquello, porque fue mucho dolor y toda herida necesita una cura y un tiempo, pero a finales de este aciago 2020 podemos decir que aquello ya no sangra, a veces produce rabia, otras rencor y el mayor tiempo indiferencia, pero como decía, todo pasa en esta vida.

Marzo llego arrasando, no olvidaré nunca aquel viernes al llegar del trabajo, ya sabíamos que al día siguiente llegaba el estado de alarma y el confinamiento. La sensación de peligro al estar en la calle es terrible, el miedo a lo que venía, la incertidumbre que no deja vivir.

Aquel mensaje por Facebook que me avisaba del fallecimiento de uno de mis mejores amigos del instituto, todo era un caos, imágenes terribles en los telediarios, aplausos en los balcones, miedo y no saber qué podía ocurrir.

A mi me toco también un ERTE, donde trabajo vio como los negocios chinos cerraban a cal y canto dejando gran parte de nuestro negocio muy tocado, pero luchando mucho y aun seguimos en ello, logramos mantener al menos una cuota estable de negocio que al menos a mi me permite seguir trabajando.

Allí hay compañeros y familia, porque al final paso muchas horas allí y entre todos se hizo piña en un año tan duro como este.

Porque es duro no poder hacer esas cosas tan cotidianas, como dar la mano, saludar con un par de besos, irte a un bar tranquilo a tomar algo. Como suelen decir, éramos felices y no lo sabíamos. Echo mucho de menos cosas tan cotidianas en mi como era ir al cine al que no vuelvo desde marzo, esas noches de confesiones entre cervezas y copas escuchando música en garitos que siempre están donde los necesitas, cosas que eran tan nuestras que ahora que no están se las echa de menos.

Pero marzo trajo un reencuentro, mi gente, mis amigos de las acampadas que tras muchos años sin vernos conseguimos juntarnos y rememorar aquella felicidad de la adolescencia. Y a fe que han sido de lo mejor de este 2020, horas de conversación confinados, apoyo entre todos porque las situaciones no han sido fáciles. Tuvimos que acudir lamentablemente al tanatorio incluso a culpa de este maldito Virus.

Llegué a los 40 en un cumpleaños raro, silencioso, sin celebración externa, aunque en verano pude celebrar algo. Curioso que uno planeaba una fiesta por todo lo alto por llegar a esta cifra y la vida tiene otros planes para ti, que sigamos celebrando, aunque sea así.

Este 2020 me trajo un coche, una operación de quirófano pequeña, algún que otro kilillo de mas que habrá que derrotar en 2021 y la sensación de que todo tiene que mejorar en lo que venga.

Porque los domingos de este año eran a veces muy largos, la nube negra me merodeo y no quisiera yo ni que se asomara por aquí de nuevo.

Perdí un montón de conciertos, suspendidos, aplazados o que se harán cuando se pueda, como echo de menos los conciertos. Este año vi a Quique González una semana antes de que nos confinaran, algo impensable en aquel momento que eso no se pudiera vivir en mucho tiempo.

En verano tuve la suerte de ver al aire libre a dos de mis artistas favoritos: Revolver y Amaral, pero ya no hubo mas, volverán los conciertos y espero que de la manera que eran antes.

Tuvo muchas cosas malas este 2020, ciertamente, perdidas, sensación de hastío, tristeza, desconsuelo y a la vez esperanza de lo que tendrá que llegar algún día.

Pateemos al 2020 y brindemos porque seguimos aquí, porque volví a escribir con asiduidad, volví a tener un blog, porque los amigos siguen a mi lado, porque a mi familia le respeta la salud, porque nos quedan tantas cosas por vivir aún.

FELIZ 2021!!!