Havisolo

Los días no vuelven

Emocionante versión a piano de uno de los nuevos temas de Pablo Lopez incluido en su ultimo trabajo » Unikornio-once millones de versos después de ti «.

Antes de ti no había un antes
No había nada más
No había luz de gigantes
Y antes de ti no me he guardado más
Que me recuerde a mi
Antes de ti

Antes de ti aquel portal
Donde este niño juega a preguntar
Si fueron pocas las siete veces
Que me viniste a despertar

Vete y déjame soñar
Porque los días no vuelven
Duerme tiempo, duerme

Antes de ti aquel portal
Donde este niño juega a preguntar
Si fueron pocas las siete veces
Que me viniste a despertar

Que fueron pocas las siete veces
Que me viniste a despertar

 

La magia de » Unikornio «

Pablo López publicaba su cuarto trabajo el pasado viernes bajo el título de » Unikornio.once millones de versos después de ti «.

Me hice con el el primer día, ya que los dos anteriores trabajos me gustaron bastante, la fuerza de » El mundo y los amantes inocentes « y esa intensidad de » Camino, fuego y libertad » con la maravillosa y épica » El patio «.

Este disco en las primeras escuchas guarda mucha belleza, canciones que hay que detenerse en ellas, es quizás su disco menos accesible comercialmente. No hay una canción que busque fácilmente ser un éxito y eso a mi me parece valiente, el cree en lo que hace, su piano, los paisajes sonoros, los falsetes en la voz, la emoción en un disco que te mece, te transporta y te hace volar.

Próximamente creo que hablare del disco mas a fondo, pero hoy ha colgado un par de actuaciones en directo a piano y violín que son dos autenticas joyas. Se tratan de dos interpretaciones de » Klpso » y » La niña de la linterna «.

» Treinta y seís «, el himno que le ha escrito Pablo Lopez a Raphael

El ultimo lanzamiento de uno de los cantantes mas importantes de nuestro panorama musical, su disco llamado » 6.0 « para celebrar sus 60 años en la música, contiene algunas de las canciones que mas le han gustado de otros artistas y que nunca había cantado, las cuales interpreta a dúo con artistas como Manuel Carrasco, Vanesa Martin, Love of Lesbian, etc,. Allí están canciones de Antonio Vega, Julio Iglesias, Pancho Céspedes, etc…

Pero uno de los temas que incluye este disco es una canción que le ha escrito Pablo López y que se título » Treinta y seis «. El tema tiene un componente épico, un poco de historia del de Linares, pasajes sonoros que evocan al tamborilero, aire de himno para celebrar sus 60 años en la música.

» UNIKORNIO, once millones de versos después de ti » de Pablo López ya tiene fecha de publicación

Será el próximo día 18 de Diciembre cuando se publique el cuarto disco del malagueño Pablo López.

Disco que llega mas de un año después de su primer avance que fue aquel sencillo llamado » Mamá no «, a aquel single le siguió » Mariposas « y hace un par de meses después llego » Klpso « y ahora en 3 semanas conoceremos las siete canciones restantes que formaran este nuevo disco.

Disco concebido como un un storyteling de película que nos cuenta 10 historias compuestas y producidas por el propio artista, según la nota de prensa, este disco es un viaje desde la tormenta hasta la luz.

Habrá dos ediciones del disco, la mas completa incluirá 10 litografías manuscritas por el propio artista.

Sus discos anteriores me han gustado, los avances que ha ido publicando me parecen interesantes, veremos que tal sale el disco.

El disco ya se puede reservar en Amazon:

 

Callé mas de lo que debía…

Todo acabó deprisa, se congeló la brisa.
Fueron dos palabras,
Fueron dos palabras.
No dijo nada extraño,
No quiso hacerme daño,
Pero el miedo pesa, más que la razón.

Y yo, que soy un perro que no tiene dueño,
Me escapé, corrí como un niño pequeño,
Recordé que a veces el mundo va en serio.
Fueron dos palabras,
Fueron dos palabras.

Quisimos evitarlo, quizás disimularlo,
Éramos cobardes, solo dos cobardes.
Culpables e inocentes,
De sueños diferentes,
Que se perdonaban hasta la verdad.

Y tú jamás pensaste que me lo dirías,
Pero yo calle más de lo que debía.
Nos cegó la luz de aquel último día.
Fueron dos palabras,
Fueron dos palabras.

Y yo, que soy un perro que no tiene dueño,
Me escapé, corrí como un niño pequeño,
Recordé que a veces el mundo va en serio.
Fueron dos palabras,
Fueron dos palabras.