Havisolo

Los Planetas adaptan a Lorca

Los Planetas acaban de publicar » Las canciones del agua «, un trabajo que recoge los sencillos que han ido publicando en el último año y medio. Sencillos muy centrados en la situación social actual, dichos sencillos ocupan la segunda parte del disco.

En la primera parte miran a su tierra, a su Granada, en este tramo del disco adaptan a Lorca, a Carlos Cano, a Khaleb, en estas canciones está presente su particular mezcla de flamenco y rock sobre la cual han ido cimentando su carrera más de 15 años desde el enorme » La leyenda del espacio «.

El disco se abre con esta preciosa y emotiva adaptación de Lorca, con un J especialmente emocionado al cantar unos versos tan preciosos como estos:

¿Qué alfabeto de auroras ha compuesto
sus oscuras palabras?
¿Qué labios las pronuncian? ¿Y qué dicen
a la estrella lejana?
¡Mi corazón es malo, Señor! Siento en mi carne
la implacable brasa
del pecado. Mis mares interiores
se quedaron sin playas.
Tu faro se apagó. ¡Ya los alumbra
mi corazón de llamas!
Pero el negro secreto de la noche
y el secreto del agua
¿son misterios tan sólo para el ojo
de la conciencia humana?
¿La niebla del misterio no estremece
e1 árbol, el insecto y la montaña?
¿El terror de las sombras no lo sienten
las piedras y las plantas?
¿Es sonido tan sólo esta voz mía?
¿Y el casto manantial no dice nada?

Devuelveme la pasta

Nadie como Los Planetas para cantar con cabreo según que temas, siempre tan certeros, siempre con su mundo tan particular, pero siempre teniendo la canción perfecta para cada momento.

Con lo que tú me debes voy a hacerme rico,
Que lo que te has llevado me lo tienes que pagar.
No tardes mucho en empezar deberías saber que
Cuanto más lo retrases más te va a costar.

Y aunque lo que me has quitado me ha dolido
Y que sabías que no tengo nada más
Lo que más me desconcierta y lo que no puedo explicarme
Son las cosas que has tenido que dejar.Con lo que esta cayendo y no tengo paraguas,
El paraguas que tenía te lo di.
Cuando estabas asustada y no parabas de llamarme
Y no tenías otro sitio a donde ir.

Devuélveme la pasta que me debes
Que los que tú ya sabes me quieren matar.
Como no me la devuelvas como voy a convencerlos
De que ha sido culpa tuya en realidad.
Lo que me debes me lo tienes que pagar.

Por las mañanas pongo siempre el mismo disco
Y, aunque todo lo que dice es la verdad,
Lo primero en lo que pienso cada vez que me despierto
Es cómo no me había dado cuenta ya.

Y aunque lo que me has quitado me ha dolido
Y más sabiendo que no tengo nada más
Lo que más me desconcierta y lo que no puedo explicarme
Son las cosas que has tenido que dejar.

Devuélveme la pasta que me debes
Que los que tú ya sabes me quieren matar.
Como no me la devuelvas como voy a convencerlos
De que ha sido culpa tuya en realidad.
Lo que me debes me lo tienes que pagar,
Lo que me debes me lo tienes que pagar.

Se ha reunido el comité de expertos
y han decidido que se acabó lo nuestro,
y a mí me habría gustado
haber participado en el proceso.

Se ha reunido el comité de empresa
y han decidido que se acabó la fiesta,
o estás de nuestra parte
o vete preparando las maletas.

Se ha reunido la junta de accionistas
y han decidido que te pierdas de vista,
que últimamente te estabas pasando de lista.

Se ha reunido la junta extraordinaria
y han decidido que no les hace gracia
otra vez el mismo chiste
y que por qué no cambias,
a ver para cuándo lo cambias.

Se ha reunido un grupo de empresarios
y han decidido ponerte un salario
para que no estés jodiendo
la mayor parte del tiempo.

Se ha reunido el consejo de ministros
y han decidido poner fin a lo nuestro,
que yo me estoy colando,
a ver si aquí el que paga es siempre el mismo.

Se han reunido los de la policía
y han decidido que la comisaría
es el sitio adecuado
para que pases el día.

Se ha reunido el cónclave romano
y han decidido que te han excomulgado
por lo que vienes diciendo,
por lo que vienes contando,
las basuras que vienes soltando.

Se ha reunido un corro de vecinas
y han decidido que digas lo que digas
nadie te va a hacer ni caso,
ellas no se dan por aludidas.

Se han reunido catorce o quince locas
y han decidido tocarme las pelotas,
y lo están consiguiendo,
me voy a quedar en el intento,
me voy a quedar en el intento.

Deseando una cosa

Creo que había mencionado poco en este blog a Los Planetas, llevo algunos años desconectado de ellos, lo admito, pero su época inicial hasta » Una opera egipcia « me gustaron y mucho.

Repasando Spotify la verdad es que solo he dejado pasar por alto el último trabajo y todos esos proyectos paralelos que han ido formando en la segunda década de este siglo.

El otro día me tope con esta canción y rememore lo mucho que me gustaban. Y es que el disco que contiene esta canción, en su momento me voló la cabeza y para mí abrió muchos caminos en esa mezcla del rock indie con el flamenco.

» La leyenda del espacio « es un señor disco así de claro, inspirándose en el flamenco mas clásico, crearon un original sonido mezclando esos ritmos y palos clásicos con su sonido, logrando una mezcla que por extraña que pudiera parecer a priori, a mi personalmente me gusta bastante.

» Deseando una cosa « es una canción clásica de sonido Planetas, un tiro rock directo que ademas, y es raro en ellos, suena extremadamente optimista. Y es que no olvidemos, que Los Planetas han cantado al desamor y como siempre me he referido a ellos, son especialistas en cantar al rencor. Claros ejemplos de esto ultimo son » Pesadilla en el parque de atracciones «, » Segundo premio «, » La playa «

Y es que te quedas bien satisfecho cantando algunas de estas canciones, mas si tienes a quien dirigirlas…

De » Deseando una cosa « siempre me pareció brutal el trabajo de Eric Jimenez, el fenomenal batería de la banda granadina, y ese aire de optimismo en la letra de Jota, una mas de las joyas que tiene este disco: » Reunión en la cumbre «, » Si me diste la espalda «, » La verdulera «, » Alegrías del incendio «, etc…

Un buen día

Una vez leí: » Nadie ha cantado al desamor como Los Planetas «….quizás llevaba razón quien lo dijo

Me he despertado casi a las diez
y me he quedado en la cama
más de tres cuartos de hora,
y ha merecido la pena.

Ha entrado el sol por la ventana,
y han brillado en el aire
algunas motas de polvo.
He salido a la ventana
y hacía una estupenda mañana.

H e bajado al bar para desayunar
y he leído en el Marca
que se ha lesionado el niñato.
Y no me he acordado de ti
hasta pasado un buen rato.

Luego han venido estos por aquí
y nos hemos bajado
a tomarnos unas cañas,
y me he reído con ellos.

He estado durmiendo hasta las seis
y después he leído
unos tebeos de Spiderman,
que casi no recordaba.
Y he salido de la cama

He puesto la tele y había un partido
y Mendieta ha marcado un gol
realmente increíble.
Y me he puesto triste
el momento justo antes de irme.

Había quedado de nuevo a las diez
y he bajado en la moto
hacia los bares de siempre,
donde quedaba contigo,
y no hacía nada de frío.

He estado con Erik hasta las seis
y nos hemos metido
cuatro millones de rayas.
Y no he vuelto a pensar en ti
hasta que he llegado a casa,
y ya no he podido dormir
como siempre me pasa.