Havisolo

Aunque tu no lo sepas

Podría hablar tanto y tanto de esta canción. Allá por 1998 Enrique Urquijo publicaba » Desde que no nos vemos «, segundo disco con Los Problemas y en aquel disco estaba esta joya.

Fue el segundo sencillo del disco, se le hizo un emotivo vídeo que contribuyo a aumentar las ventas de aquel disco y desde el primer momento, Enrique Urquijo dejo claro quien era el autor de ese tema. Quique Gonzalez, un chico de Madrid que ese mismo año editaba su disco debut y al que el propio Enrique le pidió una canción después de coincidir varias veces en algunos bolos en las noches de Madrid.

Aquella canción estaba inspirada en un poema de Luis García Montero, brillante figura de la lírica española perteneciente a la generación de los ochenta y actual director del Instituto Cervantes.

Aquella canción trajo una amistad que le llevo a la realización de un disco conjunto: » Las palabras vividas «, que es actualmente el ultimo trabajo de Quique Gonzalez, un trabajo escrito por Luis García Montero y vestido en lo musical por el propio Quique.

Aquella canción fue el ultimo gran éxito de Enrique Urquijo que en 1999 nos dejaría, Quique Gonzalez la incorporo en el repertorio de su tercer disco y ya nunca dejaría de formar parte de sus conciertos, sirviendo siempre que suena como homenaje a la figura del gran Enrique Urquijo.

Hoy me encontré con este vídeo de la gira de » Las palabras vividas « en el circo Price de Madrid. Luis García Montero recitando el poema original, para a continuación Quique interpretar la canción que el creo, una joya de vídeo para mí.

El poema original:

Aunque tu no lo sepas

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminando
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos.

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.

También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuanto te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.
Así he vivido yo,
como la luz del sueño
que no recuerdas cuando te despiertas.

Luis García Montero
Habitaciones separadas

Y el emotivo vídeo que realizo Enrique Urquijo:

Deja un comentario